TECNOLOGIAS DEL FUTURO EN LA ANTIGÜEDAD

Ancient-Sumerians-Annunaki-4000-BCEl descubrimiento casual, realizado por un cultivador de algodón del área de Phoenix, de elementos compuestos de un solo átomo en los años 1970 puede haber abierto la puerta a la energía libre ilimitada, la cura del SIDA y el cáncer, la longevidad, velocidades más rápidas que la de la luz, la anti gravedad y mucho más, quizás incluso viajes en el tiempo o ínter dimensionales.
 
¿Pero puede precipitar este descubrimiento nuevas políticas e incluso la guerra para ganar el control sobre esta nueva tecnología? Y, si bien este descubrimiento ha sido sorprendente para la ciencia moderna, parece ser que no es nada nuevo.

Como afirmaba el Eclesiastés 1:9 (Edición Nueva Internacional): “Lo que ha sido será otra vez, lo que ha sido hecho será hecho otra vez; no hay nada nuevo bajo el sol.”

Hoy en día, varios eruditos han relacionado este alucinante descubrimiento con la mitología y las leyendas del pasado más lejano, especialmente las de la antigua Mesopotamia actualmente conocida como Irak.

El interés por esta nueva tecnología creció rápidamente y hacia el año 2003, algunos investigadores incluso afirmaban que la invasión de Irak había tenido que ver más con este nuevo descubrimiento que con el petróleo, las armas de destrucción masiva o con un cambio de régimen. Esta historia de hallazgos nuevos y asombrosos, su conexión con los relatos del pasado antiguo y el posible papel que todo esto juega en los acontecimientos mundiales actuales está ganando más y más el interés del público.
 
Parece como si estos secretos primordiales se hubieran perdido hace siglos, aunque vestigios de este conocimiento podrían haber sido conservados a través de los años por una serie de sociedades secretas.

Sigue leyendo

LA GUERRA DEL ORO

oro1Hace unos días se publicó la noticia de que Alemania había iniciado la repatriación de las reservas de oro de su propiedad que tenía diseminadas por diversos países del mundo. La diversificación de sus reservas se había iniciado hace décadas en el contexto de las tensiones de la guerra fría y un escenario en el que se pudiera producir una invasión de la, por entonces, República Federal Alemana por parte de las tropas del Pacto de Varsovia.

Se afirma ahora que, desaparecido ese escenario geopolítico, tal diversificación carece de sentido.

Lo cierto es que el mundo está inmerso en una larvada y silenciosa “guerra de divisas” (algunos analistas hablan abiertamente de La Tercera Guerra Mundial) en la que las políticas de los diversos bancos centrales se han convertido en un arma de posible destrucción masiva , devaluando sus respectivas monedas para de este modo, se nos dice, mejorar los precios de sus exportaciones. Esto, que es un elemento clásico de actuación económica para salir de una crisis no sistémica, pierde buena parte de su sentido cuando constatamos que estamos sumidos en un fallo global, preludio de un más que posible colapso del sistema tal y como lo hemos conocido hasta ahora.

Sea como sea, lo cierto es que parece como si alguien hubiera entonado un “sálvese quien pueda” que sólo va a precipitar una situación que nos puede situar a todos al borde del abismo.

Sigue leyendo