Antiguos megalitos, cielos modernos, por Graham Hancock

Orion over Karahunje 11 Aug 2015

La fotografía adjunta muestra la constelación de Orión saliendo antes del amanecer en los megalitos de Karahunj, Armenia. Las tres estrellas del cinturón de Orión se pueden observar en el cielo en la vertical de la punta del menhir justo a la derecha del centro de la fotografía. Ruego disculpas si no se puede ver muy bien al reproducirla en dispositivos pequeños, pero fue una difícil fotografía nocturna.

En los últimos años, en respuesta a las peticiones de muchos lectores que me acompañan en mis viajes de investigación, he estado experimentando con acoger grupos de viajeros en los viajes a los países de interés para mi trabajo. Trato de hacer esto un par de veces al año. Hasta ahora estoy muy contento del resultado de estas aventuras y las grandes personas que han decidido por viajar conmigo. Armenia es el último viaje y he pasado los últimos diez días en ruta por esta tierra con un grupo fantástico, de mente abierta explorando los muchos misterios de esta hermosa y antigua tierra.

Nos reunimos en Karahunj a las 4 am para observar la salida de Orion  hacia el este, sobre el anillo de montañas escarpadas que rodean este sitio megalítico increíble que se estableció como un observatorio estelar hace más de 7.000 años. Lo que lo hizo aún más especial fue que estuvimos presentes en los megalitos en la noche del 10/11 de agosto, que marca el inicio de Navasard, el antiguo Año Nuevo Armenio – ya no se celebra oficialmente como tal, pero, a pesar de la censura de la Iglesia Cristiana , es todavía honrado y respetado por muchas personas en este maravilloso país.Graham Hancock

Nuestro grupo es internacional y está formado por ciudadanos de los Estados Unidos, Rusia, Australia, Italia, Alemania, India, Malasia, el Reino Unido, Sudáfrica, Holanda y Armenia y que se mezclaba en medio de las piedras, bajo el cielo estrellado, con muchos armenios que había hecho sus propias peregrinaciones a Karahunj desde las ciudades y pueblos de la zona.

La salida de Orión en el antiguo Año Nuevo es un evento de gran importancia aquí, ya que esta majestuosa constelación es considerada como la figura celestial de Hayk el legendario héroe de Armenia – al igual que, en el antiguo Egipto, Orión fue visto como la figura celestial del rey-dios Osiris. Fue un momento de profunda y espiritual belleza el contemplar las montañas y como las tres estrellas del cinturón se alineaban con los erosionados megalitos, y  comenzaba su lento ascenso hacia el meridiano acompañado por la media Luna un poco más al norte. Después de una hora empezó a salir el sol, llenando el cielo con su luz y las estrellas se desvanecieron pero todos sabíamos que habíamos compartido la experiencia de una unión muy especial del cielo y la Tierra, el macrocosmos y el microcosmos, la conciencia humana y el universo que nos dio nacimiento y nos sostiene.

Bailamos y cantamos con nuestros anfitriones armenios y nos deseamos mutuamente un feliz Año Nuevo. La esperanza de que todos estábamos presentes para expresar y manifestar nuestros deseos de paz en este mundo turbulento – tan lleno de dolor y dificultad innecesaria, tan caótico y deliberadamente manipulado mediante el odio, el miedo y la desconfianza. No importa lo mucho que, de forma sinuosa, nuestros políticos, sacerdotes y magnates financieros intenten engañarnos y dividirnos ya que pese a todo, existe la posibilidad de un nuevo espíritu de perdón, amor, confianza y tolerancia en el amanecer en el que la Humanidad pueda avanzar creando un futuro más brillante, en armonía los unos con los otros y todos con el universo alimentando así el espíritu.

Graham Hancock.

Anuncios

UN FISICO AUSTRALIANO VINCULA 2012 CON UNA EXPLOSION ESTELAR

betelgeuseEl físico australiano Brad Carter, de la Universidad de Southern Queensland, opina que la Tierra podría encontrarse hacia 2012 con “un segundo sol” a causa de la explosión de Betelgeuse, una supergigante roja situada a 640 años luz de nuestro planeta, en la constelación de Orión.

“Es una estrella vieja a punto de agotar su combustible (…) Cuando pase eso, y será dentro de muy poco tiempo, explotará”, manifestó Carter citado por el portal noticioso news.com.au. Agregó que el colapso de Betelgeuse podría producirse antes de 2012 o en el transcurso del próximo millón de años.

Una vez que eso suceda, la noche terrestre se volverá día por varias semanas. “Habrá una luminosidad increíble durante un período breve, tal vez, por un par de semanas, pero en los meses siguientes empezará a debilitarse hasta que resulte muy difícil notarla del todo”, dijo el científico.

Betelgeuse es la segunda estrella más brillante de la constelación de Orión. Perdió un 15% de su tamaño en los últimos 17 años.

Las palabras de Carter ya generaron en Internet una avalancha de comentarios que relacionan la posible explosión de Betelgeuse con el calendario maya y la supuesta predicción del fin del mundo en 2012.

Astrónomos indígenas de América, mundo árabe y Este Asiático dejaron testimonios de que la explosión de una estrella que hoy conocemos como supernova del Cangrejo, en 1054, pudo verse en el cielo nocturno durante 653 días.