Un cambio climático provocó la caída del imperio egipcio

Un estudio de la Universidad de Cornell demuestra que un largo periodo de sequía disminuyó los recursos alimentarios.

Investigación publicada en ‘Journal of Archeological Science’

 

piramidesUn conjunto de muestras de árboles han arrojado luz sobre uno de los posibles desenlaces de la civilización egipcia. Según un estudio realizado por la Universidad de Cornell de Nueva York, publicado en ‘Journal of Archaeological Science‘, la caída del imperio egipcio fue consecuencia de un cambio climático.

Alteración de recursos alimentarios

Las muestras se tomaron de un ataúd egipcio y de los barcos funerarios enterrados cerca de la pirámide de Sesostris III. Con estos restos, el equipo utilizó una técnica para comparar los isótopos de radiocarbono de los materiales de madera. Gracias a este trabajo, se ha podido datar con precisión la madera con un error máximo de diez años.

Los resultados del estudio han mostrado que en el año 2200 antes de Cristo se produjo una importante sequía. "Esta anomalía de radiocarbono se explicaría por un cambio en la estación de crecimiento, es decir, un cambio climático, que data de exactamente este periodo árido", ha explicado Stuart Manning, responsable del proyecto.

Un fenómeno que vuelve a producirse

"Los anillos de los árboles muestran la clase de cambio climático rápido que nosotros, los científicos y los políticos, tememos", ha explicado Manning, quien ha señalado que este trabajo muestra que "el cambio climático no tiene por qué ser tan catastrófico como una Edad de Hielo para causar estragos".

"Estamos exactamente en la misma situación que los acadios: Si hubiera algo que escapara del modelo estándar de la producción de alimentos en grandes áreas, sería un desastre", ha concluido.

 

EUROPA PRESS / Madrid

Fuente: http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/cambio-climatico-pudo-provocar-caida-imperio-egipcio-3277975

Via: Francisco Casasola

COLAPSO (1) Un estudio de la NASA advierte sobre el colapso de nuestra civilización

La noticia no es nueva. A mediados del pasado mes de marzo, el Goddard Space Flight Center de la NASA publicaba un informe en el que se advertía de los peligros del cambio climático y la “explotación insostenible” de los recursos de nuestro planeta lo que nos estaba conduciendo al colapso de nuestra civilización en relativamente pocos años.
Esta noticia cobra de nuevo actualidad al conocerse  que el Pentágono trabaja con la hipótesis de que ese colapso civilizatorio se produzca y prepara los protocolos de actuación para cuando tal eventualidad se produzca.

planeta

Sigue leyendo

El calentamiento global antropogénico sigue siendo una mentira

Como pasar de “ocultar la disminución a “sepultar el detenimiento”: el calentamiento global antropogénico sigue siendo una mentira

polucionPermítanme un pequeño toque de humor y aceptemos que el infierno bíblico existe. De entre todos los científicos del mundo dedicados al clima, los que enarbolan la bandera del Calentamiento Global estarían allí. Es un lugar apropiado para aquellas personas que prostituyen sus habilidades y energías para servir a la despreciable agenda de la elite global; personas que usan su posición influyente y autoridad para engañar al mundo y tratar de convencernos de que lo negro es blanco, arriba es abajo y que los seres humanos están causando el calentamiento global sobre el planeta cuando el Hemisferio Norte ha experimentado una serie sin precedentes de cinco inviernos sucesivos brutalmente fríos. Quizá si su transición al infierno es lo suficientemente gradual, y, permanecen inconcientes a los cambios, estarán en posición de convencerse a ellos mismos de que estuvieron en lo cierto todo el tiempo.

Dotados con una mente predispuesta a la investigación científica y con acceso a datos e instrumental con el cual están supuestamente explorando objetivamente nuestra realidad, esos hombres y mujeres están, más que nadie en el mundo, en posición de influenciar el curso del destino de la humanidad hacia un final positivo o negativo.

Tristemente, muchos de ellos han elegido el camino al infierno.

Sigue leyendo

DogmaCero número 5 (septiembre-octubre 2013)

DC5-Portada

Publicado DogmaCero número 5 (septiembre-octubre 2013)

Contenidos:

Joel M. Kauffman:

El engaño del cambio climático

Xavier Bartlett:

Entrevista a Graham Hancock: " Estamos en los albores de una nueva era"

Scott Creighton:

Howard Vyse: ¿héroe o villano?

Andrew Collins:

El legado prohibido de una raza caída (I)

Varios autores

(coordinación Raul de la Rosa contaminacionelectromagnetica.com)

DOSSIER: Contaminación electromagnética. Varios autores (coordinación Raul de la Rosa contaminacionelectromagnetica.com)

DOGMACERO es una publicación independiente, editada sin ánimo de lucro y que se distribuye bajo licencia Creative Commons 3.0 que autoriza la copia, reproducción y distribución del texto bajo estas cláusulas: no se permite un uso comercial del texto, se ha de citar el autor y la fuente original y no se pueden hacer obras derivadas del texto.

http://www.dogmacero.org/dogmacero-digital/

 

Si quiere recibir esta revista, puede suscribirse gratuitamente enviando un correo a

suscripciones@dogmacero.org

El gran fraude del cambio climático

 

 

Interesante y controvertido documental emitido en 2007 por Channel 4 de Reino Unido

 

El gran fraude del cambio climático

Título original : The great global warming swindle
Año : 2007
Director : Martin Durkin
Productora : Wag TV Production for Channel 4
Nacionalidad : Reino Unido

El 8 de marzo de 2007, el canal de televisión británico Channel 4 emitió este polémico documental que pone en duda la teoría mayoritariamente aceptada por el estamento científico acerca del efecto invernadero y del calentamiento global, cuya expresión mediática más conocida es el documental de Al Gore “Una verdad incomoda”.

En este documental de Channel 4 se sostiene que el actual consenso sobre las causas del cambio climático adolecen de importantes fallos, cuando no directamente de manipulaciones orquestadas por oscuros intereses.

En “El gran fraude del calentamiento global” se sugiere que no existe relación alguna entre el cambio climático y la generación de dióxido de carbono por parte de la actividad humana y que, posiblemente, la actividad solar tenga mucho que ver en ese supuesto cambio que, para los autores de este documental, no es más que un fenómeno que se produce periódicamente.

Estamos ante un tema polémico cuyo origen, causas y consecuencias está lejos de estar solucionado, como algunas voces pretenden hacernos creer, en un intento de configurar un nuevo dogma científico.

El impacto de un asteroide hace 12.900 años obligó a los humanos a variar su dieta

Por primera vez se relaciona un dramático cambio climático global que acabó con los grandes mamíferos y llevó a los humanos a comer otros alimentos

asteroid-impactPor primera vez se ha relacionado un dramático cambio climático global con el impacto en Quebec, Canadá, de un asteroide o un cometa. Investigadores de la Universidad de Dartmouth, en Hanover, Nuevo Hampshire, Estados Unidos, y sus colegas informan de que un cataclismo acabó con muchos de los grandes mamíferos del planeta y podría haber llevado a los seres humanos a empezar a reunir e incluir como parte de su comida otros alimentos, no sólo los procedentes de la caza mayor.

El impacto se produjo hace unos 12.900 años, al inicio del periodo Joven Dryas o Dryas Reciente, que marcó un cambio global abrupto a un clima frío, más seco, con efectos de largo alcance sobre los animales y los seres humanos. En Norteamérica, los grandes animales desaparecieron, incluyendo mastodontes, camellos, perezosos terrestres gigantes y gatos dientes de sable. Sus cazadores humanos, conocidos por los arqueólogos como el pueblo Clovis, dejaron de lado las lanzas de alta resistencia y se volvieron hacia una dieta de subsistencia de cazadores-recolectores de raíces, bayas y caza menor.

"El enfriamiento durante el Dryas Reciente afectó a la historia humana de una manera profunda", dice el profesor de Dartmouth Mukul Sharma, uno de los coautores del estudio, cuyos hallazgos se publican la próxima semana en la edición digital de ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’. "Las tensiones ambientales también pueden haber causado que los Natufiense se establecieran por primera vez en el Cercano Oriente y paracticaran la agricultura", subraya este experto. El punto de vista clásico del enfriamiento durante el Joven Dryas ha sido que una presa de hielo en la capa de hielo de América del Norte se rompió, liberando una enorme cantidad de agua dulce al Océano Atlántico. Hasta ahora, se ha pensado que esa afluencia súbita cerró las corrientes oceánicas que mueven las aguas tropicales hacia el norte, lo que conlleva al clima seco y frío del Dryas Reciente.

Sin embargo, Sharma y sus coautores han detectado pruebas concluyentes que conectan un impacto extraterrestre con esta transformación ambiental El informe se centra en esférulas o gotas de roca fundida solidificada expulsadas por el impacto de un cometa o meteorito. Las esférulas en cuestión fueron recuperadas de capas del Dryas Reciente en Pennsylvania y Nueva Jersey, Estados Unidos, que fueron depositadas a comienzos del periodo. Los perfiles de la geoquímica y la mineralogía de las esférulas son idénticos a la roca que se encuentra en el sur de Quebec, donde Sharma y sus colegas argumentan que tuvo lugar el impacto. "Por primera vez, hemos reducido la región en la que se produjo un impacto en el Joven Dryas -dice Sharma– a pesar de que aún no hemos encontrado el cráter".

Existe un cráter fruto de un impacto conocido en Quebec, el cráter Corossal de 4 kilómetros, pero a la luz de la base de los estudios mineralógicos y geoquímicos del equipo, no es la fuente del impacto del material que se encuentra en Pennsylvania y Nueva Jersey. Se ha escrito sobre muchos impactos en diferentes partes del mundo teniendo en cuenta la presencia de esférulas. "Pudieron haberse producido múltiples impactos simultáneos para provocar los grandes cambios ambientales del Joven Dryas -argumenta Sharma-. Sin embargo, hasta la fecha no se han encontrado cráteres de impacto y nuestra investigación ayudará a realizar un seguimiento a uno de ellos".

Fuente: www.publico.es

El apocalipsis de la tecnología está ahí arriba (y ya sucedió)

En la Edad Media, hacia el 775, ya se produjo  una gigantesca tormenta solar

solar stormHace menos de una semana, la NASA advertía de que toneladas de partículas expulsadas por el Sol viajaban por el espacio en dirección a la Tierra como resultado de una erupción solar. Las erupciones solares no son en principio un riesgo para los seres vivos. Para la tecnología moderna, sin embargo, son todo un peligro: la radiación que traen consigo puede interferir con el funcionamiento de los sistemas de telecomunicaciones y de los circuitos eléctricos.

En enero de 2012 tuvo lugar una tormenta solar especialmente fuerte que obligó a desviar la trayectoria de los vuelos que sobrevolaban los polos y que afectó a otros sistemas de comunicaciones y a algunas centrales eléctricas. El efecto fue relativamente leve.

¿Qué ocurriría si la cantidad de radiación inyectada en la Tierra fuese tan descomunal que destrozase la tecnología en la que basamos nuestro día a día? Si algo así ocurriese, sería una catástrofe tecnológica: el tendido eléctrico se fundiría, las centrales arderían, las redes de telefonía dejarían de funcionar, al igual que los satélites e internet. Los sistemas de tratamiento y distribución de agua, las cadenas de producción, el transporte por cualquier vía, la atención médica… Sería raro el sector que no se viese afectado, y el golpe sería tan devastador que podríamos tardar años en recuperarnos. Las consecuencias podrían ser irreversibles.

Sigue leyendo