15 de abril 2014: Empiezan las “lunas de sangre”

Total Lunar Eclipse
Según el pastor estadounidense John Hagee, Las ‘lunas de sangre’ predicen acontecimientos apocalípticos
Hagee afirma en su libro que las fechas de este raro hecho astronómico significan "un gran evento que va a cambiar la historia" y que tendrá lugar entre 2014 y 2015.

El eclipse, que durará 78 minutos, se podrá ver en América del Norte y en la parte occidental de Sudamérica.

 

Este martes (la noche del 14 al 15 de abril de 2014) llega la primera ‘luna de sangre’ de un total de cuatro que se podrán ver en todo el mundo hasta en cuatro ocasiones hasta septiembre de 2015 cada seis meses. Estos fenómenos son conocidos popularmente como el presagio de algún acontecimiento apocalíptico o trágico.

Un eclipse total es el resultado de un perfecto alineamiento del Sol, la Luna y la Tierra, lo cual provoca que la luna adquiera un color rojizo. El pastor John Hagee, fundador de la megaiglesia protestante Cornerstone en San Antonio (estado de Texas), convencido de la importancia del evento, realizó un análisis e incluso le dedicó en 2013 un libro titulado ‘Las cuatro lunas de sangre’.

John HageeLos resultados de la investigación resultaron ser desoladores. Hagee afirma en su libro, en una serie de sermones y en una emisión especial en televisión que las fechas de este raro hecho astronómico significan "un gran evento que va a cambiar la historia" y que tendrá lugar entre abril de 2014 y octubre de 2015, informa el periódico estadounidense ‘Houston Chronicle’.

Como argumento, Hagee señala que cada eclipse ocurrirá en una fecha religiosa significativa: el 15 de abril de 2014 y el 4 de abril de 2015 será la festividad judía Pésaj (Semana Santa), mientras que el 8 de octubre de 2014 y el 28 de septiembre de 2015 es la ‘Fiesta de los Tabernáculos’ (Sukkot). El hecho de que las ‘lunas de sangre’ caigan en esas fechas "es algo que tiene que ser algo más que una coincidencia", asegura el pastor de Texas.

Otra observación hecha por Hagee indica que las ‘lunas de sangre’ que tuvieron lugar en los últimos 500 años coincidieron con eventos sumamente importantes para el pueblo judío, informa el portal ‘NoticiaCristiana’. Así, en 1492 los judíos fueron expulsados de España, en 1948 fue proclamado el Estado de Israel y se produjo la Guerra de la Independencia, y en 1967 se inició la Guerra de los Seis Días en la que Israel luchó contra las naciones árabes y reconquistó Jerusalén como parte de su territorio.

Hace dos años Hagee ya llamó la atención internacional por una serie de sermones en los que preguntaba si "podría 2012 ser el fin del mundo tal como lo conocemos", y que fueron transmitidos a millones de personas de todo el mundo a través de su organización John Hagee Ministries y Global Evangelism Television (GETV), informa el periódico.

Fuente: www.teinteresa.es

Anuncios

Las profecías mayas y el 2012… un año después

calendario maya

Habiendo transcurrido ya más de un año desde la fatídica o emblemática (según se veía en ese momento) fecha del 21 de diciembre de 2012, es buen momento para realizar una breve reflexión retrospectiva sobre todo lo que supuso el “fenómeno 2012” dentro del contexto de la arqueología alternativa, tanto en lo positivo como en lo negativo.

Como es bien sabido, el asunto del fin de un gran ciclo del calendario maya dio pie a la aparición en los últimos años de una abundante corriente literaria alternativa de gran impacto social en la que cabe destacar autores como John Major Jenkins, Patrick Geryl, David Wilcock, Geoff Stray, Adrian Gilbert, o Maurice Cotterell, aparte de otros escritores oportunistas que crearon ficciones de todo tipo relacionadas con el 2012 para aprovechar el tirón entre el público. Todo este fenómeno cultural de masas se vio potenciado por una amplia difusión y debate en Internet, así como series de TV, documentales y hasta grandes producciones de Hollywood. También es oportuno mencionar que en algunos círculos académicos o escépticos se optó por contrarrestar esta ola alternativa mediante refutaciones basadas en argumentaciones científicas. Así, no es de extrañar que aparecieran en la Red ciertos sitios web como 2012 hoax (“El fraude 2012”) o The 2012 deception (“El engaño 2012”).

Sigue leyendo

El apocalipsis de la tecnología está ahí arriba (y ya sucedió)

En la Edad Media, hacia el 775, ya se produjo  una gigantesca tormenta solar

solar stormHace menos de una semana, la NASA advertía de que toneladas de partículas expulsadas por el Sol viajaban por el espacio en dirección a la Tierra como resultado de una erupción solar. Las erupciones solares no son en principio un riesgo para los seres vivos. Para la tecnología moderna, sin embargo, son todo un peligro: la radiación que traen consigo puede interferir con el funcionamiento de los sistemas de telecomunicaciones y de los circuitos eléctricos.

En enero de 2012 tuvo lugar una tormenta solar especialmente fuerte que obligó a desviar la trayectoria de los vuelos que sobrevolaban los polos y que afectó a otros sistemas de comunicaciones y a algunas centrales eléctricas. El efecto fue relativamente leve.

¿Qué ocurriría si la cantidad de radiación inyectada en la Tierra fuese tan descomunal que destrozase la tecnología en la que basamos nuestro día a día? Si algo así ocurriese, sería una catástrofe tecnológica: el tendido eléctrico se fundiría, las centrales arderían, las redes de telefonía dejarían de funcionar, al igual que los satélites e internet. Los sistemas de tratamiento y distribución de agua, las cadenas de producción, el transporte por cualquier vía, la atención médica… Sería raro el sector que no se viese afectado, y el golpe sería tan devastador que podríamos tardar años en recuperarnos. Las consecuencias podrían ser irreversibles.

Sigue leyendo

Un evento cósmico en la Edad de Hielo provocó un cambio climático en la Tierra

asteroideMadrid. (Europa Press).- Científicos de la Universidad de Cincinnati (Estados Unidos) han determinado que "cerca del final de la Edad de Hielo" se produjo un evento cósmico que provocó un cambio climático que obligó a la vegetación y a los animales a adaptarse a un nuevo entorno.

Los expertos que han llevado a cabo este trabajo, publicado en PNAS, han estudiado la cueva Sheriden en Ohio, situada a 100 metros bajo la superficie, donde pueden observarse capas geológicas que datan de hace unos 13.000 años. Allí, se han encontrado evidencias que avalan la teoría de que se produjo un evento cósmico lo suficientemente cerca de la Tierra como para derretir la roca y producir fenómenos geológicos poco frecuentes.

Concretamente, los geólogos han hallado esférulas de carbono, que se forman cuando las sustancias se queman a temperaturas muy altas. Estos cuerpos presentan características que indican su origen, que puede ser la quema de carbón, la caída de rayos, incendios forestales o algo más extremo.

Para el autor principal del estudio, Kenneth Tankersley, las rocas que su equipo está estudiando "sólo podrían haber sido formadas por la combustión de roca".

Además, también ha destacado como "hallazgos importantes" de su equipo los micrometeoritos (pequeños trozos de meteoritos o partículas de polvo cósmico que se han puesto en contacto con la superficie de la Tierra); nanodiamantes (diamantes microscópicos que se forman cuando una fuente de carbono se somete a un impacto extremo, y que a menudo se encuentran en los cráteres de meteoritos); y Lonsdaleita (un tipo raro de diamante, también llamado un diamante hexagonal, que sólo se encuentran en zonas como cráteres de meteoritos).

El investigador cree que el evento cósmico que ocurrió hace unos 12.800 años tuvo un efecto "inmediato y mortal" y los efectos secundarios a largo plazo fueron " devastadores". A su juicio, un cometa que rozó la atmósfera de la Tierra o un asteroide que se estrelló contra su superficie causó una combustión a escala global. La explosión produjo un gas tóxico que nubló el cielo y causó que las temperaturas cayeran en picado.

Este clima puso en duda la existencia de poblaciones de plantas y animales y se produjo lo que Tankersley ha clasificado como "ganadores" y "perdedores". Para Tankersley, los seres vivos de este período tenían tres opciones: reubicarse en otro entorno donde podían ganarse la vida de forma similar; ajustar su estilo de vida para adaptarse al entorno actual o extinguirse rápidamente.

"Los ‘ganadores’ eligieron una de las dos primeras opciones, mientras que los ‘perdedores’, como el mamut lanudo, se decantaron por la última", ha explicado el experto. "Sea lo que fuese, no causó la extinción", dice Tankersley, quien ha añadido que, "más bien, esto sea probablemente el primer caso de cambio climático forzado".

Fuente: www.lavanguardia.com

UN ASTEROIDE DE UN KILÓMETRO PODRIA ACABAR CON NUESTRA CIVILIZACION

Según la NASA sólo cabría rezar si un gran objeto se dirigiera a una gran ciudad

impactoMadrid. (Europa Press).- El administrador jefe de la NASA, Charles Bolden, ha señalado, en su comparecencia en la Comisión de Ciencias en el Congreso de Estados Unidos, que solo cabe rezar si un asteroide se dirigiera a Nueva York.

Un asteroide de unos 17 metros de diámetro explotó el pasado 15 de febrero sobre Chelyabinsk, Rusia, generando ondas de choque que rompieron ventanas y dañaron edificios. Más de 1.500 personas resultaron heridas. Más tarde, ese mismo día, un asteroide más grande descubierto el año pasado pasó a solo 27.681 kilometros de la Tierra, más cerca que los satélites de telecomunicaciones que rodean el planeta.

Para Bolden, estos eventos “sirven como prueba de que vivimos en un sistema solar activo, con objetos potencialmente peligrosos que pasan por nuestro vecindario con una frecuencia sorprendente”. “Tuvimos la suerte de que los acontecimientos del mes pasado fueran simplemente una coincidencia interesante en lugar de una catástrofe”, dijo el presidente del Comité, Lamar Smith, republicano de Texas, quien convocó la audiencia para saber qué se está haciendo y cuánto dinero se necesita para proteger mejor el planeta.

La NASA ha encontrado y sigue de cerca un 95 por ciento de los objetos más grandes que vuelan cerca de la Tierra, los que tienen 1 kilómetro o más de diámetro. “Un asteroide de ese tamaño, de un kilómetro o más grande, probablemente podría acabar con la civilización”, dijo John Holdren, asesor científico de la Casa Blanca, a los legisladores en la misma audiencia.

Sólo se conoce un 10% de potenciales “asesinos de ciudades”

Sin embargo, sólo se conoce aproximadamente el 10% de una estimación de 10.000 potenciales asteroides “asesinos de ciudades”, aquellos con un diámetro de 50 metros, añadió Holdren.

En promedio, se estima que los objetos de ese tamaño llegan a la Tierra alrededor de una vez cada 1.000 años. “A partir de la información que tenemos, no sabemos de ningún asteroide que amenace la población de los Estados Unidos“, dijo Bolden. “Pero si viene en tres semanas, recen”.

Además de la intensificación de sus esfuerzos de vigilancia y la creación de alianzas internacionales, la NASA está considerando el desarrollo de tecnologías para desviar un objeto que puede estar en un curso de colisión con la Tierra.

El asteroide que explotó sobre Rusia el mes pasado fue el objeto más grande que chocó con la atmósfera de la Tierra desde el evento de Tunguska en 1908, cuando un asteroide o un cometa explotó sobre Siberia, arrasando 80 millones de árboles en más de 2.150 kilómetros cuadrados.

 Fuente: http://www.lavanguardia.com/

SE DISPARA LA DEMANDA DE BUNKERES EN ESPAÑA POR LAS TEORIAS APOCALIPTICAS DEL 2012

calendario_maya2Muchos son (somos) los que empezamos a mirar el 2012 con cierta desconfianza. Llegan noticias inquietantes desde diversos foros que apuntan que la humanidad se dirige a una encrucijada que, de uno u otro modo, provocará un gran cambio a nivel planetario. La duda está en saber si esta metamorfosis será espiritual o material y si de ella surgirá una nueva conciencia o, simplemente, toda conciencia acabará entonces.

No son sólo las profecías mayas, sino también las leyendas de los indios hopis, los informes acerca de un cambio climático global (más debido a un cambio de ciclo geológico que a la intervención del hombre en el medio ambiente), las predicciones de videntes (Parravicini, por ejemplo) o profetas (el tan denostado Nostradamus) o las augurios hallados en la Biblia y su supuesto “código secreto” descubierto por Michael Drosnin.

Patrick Geryl, (http://www.howtosurvive2012.com)  es un escritor e investigador belga, autor de más de nueve libros entre los que cabe destacar La Profecia de Orion, El Cataclsimo Mundial de 2012Como sobrevivir después de 2012, todos ellos publicados en español por Editorial Kier y actualmente de difícil localización. Geryl sostiene la teoría de que nuestra civilización, tal y como la conocemos, acabará en diciembre de 2012, coincidiendo con la fecha profetizada por los mayas.

El artículo que sigue a continuación fue publicado por el periódico barcelonés “La Vanguardia” el pasado 8 de febrero de 2010.

Sigue leyendo