Crónica: Congreso Historia oculta de la Humanidad

PA030827

El pasado día 3 de octubre de 2015 tuvo lugar en el Hotel Gallery de Barcelona el congreso Historia oculta de la Humanidad, organizado por Vía Dimensión, y centrado en diversas cuestiones relacionadas con la arqueología o la historia alternativa y que contó con la participación de diversos investigadores españoles e internacionales. A última hora, empero, hubo de lamentar la baja del austriaco Klaus Dona –experto en ooparts– que no pudo asistir al congreso debido a unos imprevistos surgidos, según se informó, en las excavaciones que está realizando actualmente en las Filipinas. Dona remitió un audio que pudieron escuchar todos los asistentes al acto.

Dogmacero estuvo presente en esta cita barcelonesa y tomó buena nota de lo que allí se dijo. Asimismo y en colaboración con La Caja de Pandora, se hicieron tres entrevistas (a Samir Osmanagic, Dan Winter y Xavier Seguin) que serán publicadas en las próximas semanas y en las que nuestros lectores podrán hacerse una idea clara del pensamiento y de los argumentos de estos tres ponentes. Por otro lado, La Caja de Pandora, grabó en video la totalidad del congreso y en breve lo publicará (en su momento, nosotros también publicaremos los enlaces).

En primer lugar, destacar la excelente organización y logística del evento. Organizado en una de las salas de actos del Hotel Gallery, situado en el corazón de Barcelona, de fácil acceso en transporte público (no tanto en vehículo privado so pena de tener que pagar una indecente cantidad de dinero por el alquiler de una plaza de aparcamiento), reunió todas las condiciones para que tanto ponentes como asistentes se encontrasen cómodos. Tal vez esa buena organización y la promoción que se hizo del evento permitieron una gran asistencia de público, sobre todo si consideramos que el pase no era precisamente barato, y más teniendo en cuenta los tiempos que corren. Así pues, un notable alto para los organizadores.

Pepón JoverEl evento fue presentado por el psicólogo, escritor e investigador independiente Pepón Jover, que tras dar la bienvenida centró su discurso en la manipulación y ocultación de los hechos por parte de la ciencia académica y en la necesidad de avanzar hacia un nuevo paradigma de conocimiento. Personalmente, me quedé con ganas de conocer más acerca del pensamiento y las hipótesis de trabajo de este brillante, aunque voluntariamente discreto en sus intervenciones mediaticas, investigador. Recordar solamente que Pepón Jover fue uno de los que con su esfuerzo y dedicación hicieron posible Exopolitica 2007, celebrado ese año en Sitges (Barcelona) con enorme éxito de asistentes.

A continuación, tuvo lugar el “plato fuerte” de la jornada, la intervención del polémico investigador y descubridor de las pirámides de Bosnia, el Dr.Semir “Sam” Osmanagic. Este empresario bosnio-americano, ahora en funciones de antropólogo y arqueólogo, ha despertado muchas pasiones a favor y en contra acerca de sus famosas pirámides de Visoko y se puede decir que a estas alturas su discurso y su actitud no dejan a nadie indiferente.

Osmanagic, ataviado con un perfecto y estudiado look Indiana Jones, es sin duda alguna un seductor de masas, con ciertos aires de showman, y tiene un discurso bien preparado y presentado, en el cual él asume el papel de víctima perseguida por el estamento académico mundial e incluso por alguna parte de la investigación alternativa. Su alegato empezó por la afirmación de que todo lo que nos han enseñado sobre historia antigua es falso y debe rescribirse. Hay pirámides en todo el mundo y en modo alguno eran tumbas. Mientras tanto, muchas personas de diversa procedencia, desde Robert Schoch a Zahi Hawass, tratan de desacreditarlo a cualquier precio, y cuando todo el mundo está en su contra es que “debe estar haciendo bien las cosas”, según sus propias palabras.Semir Osmanagic

En efecto, Osmanagic insiste en que sus investigaciones se ajustan completamente a métodos y criterios científicos. Así, al presentar sus pirámides, apunta a la geometría observada, a los materiales artificiales empleados, a la orientación perfecta a los puntos cardinales, a las cámaras internas detectadas, a la datación por radiocarbono (que ofrece una fecha de hasta 34.000 años de antigüedad), etc. Asimismo, hace hincapié en la potente energía telúrica del lugar y llega a la conclusión de que la pirámide amplificaba esas fuentes naturales de energía, como ha podido comprobar a través de varios estudios independientes que han medido ciertas frecuencias electromagnéticas en la cima de la llamada Pirámide del Sol. Así pues, esas pirámides bien podrían ser una enormes centrales de energía, según la teoría propuesta por este investigador. Que a partir de esa afirmación su discurso saltase al tema de las energías libres –citando al propio Tesla– sólo había un paso que el Dr. Osmanagic no dudó en dar, entrando de lleno en el capítulo de las grandes conspiraciones mundiales. Y no sólo eso, el ponente destacó el gran potencial sanador del lugar, que se manifiesta especialmente en la red de túneles, que lleva excavando con igual o mayor interés que las propias pirámides. Este punto fue de nuevo destacado en la tertulia final, en la cual Osmanagic expuso el caso de una mujer que se había curado de sus males en los túneles y animó a todos los presentes a hacer una peregrinación al enclave de Bosnia. Así pues, a través de un sorprendente –para muchos- hilo argumental, arqueología, energía libre, conspiraciones y sanaciones paranormales quedaron vinculados.

José Luis JiménezSobre el resto de ponencias, no hay demasiadas cosas que comentar. El barcelonés José Luis Jiménez habló de los últimos descubrimientos sobre la Atlántida, aunque en realidad se trató más bien de una ponencia destinada a presentar a los asistentes el estado actual de esta cuestión. Para elló hizo referencia a las teorías y estudios más conocidos sobre la materia. Así, empezando por las visiones catastrofistas del cambio de los polos, siguió con el relato de Platón y acabó repasando las típicas y tópicas evidencias que han sacado a la palestra los autores alternativos en las últimas décadas. Finalmente hizo mención de la controvertida prueba de las piedras de Ica, tema que fue desarrollado un poco más con la intervención puntual (y entusiasta) de Josep Serguenet, arquitecto técnico ya jubilado, un especialista en estas piedras que al parecer conoció en su día personalmente al Dr. Cabrera y que lleva años estudiando, desde una perspectiva muy personal, las propiedades y el mensaje de estos artefactos.

Para cerrar la jornada matinal, el Dr. Pablo Enrique García Sánchez, médico retirado del ejército mexicano, presentó su ponencia sobre el Programa Aztlán, una visión heterodoxa del pasado de las civilizaciones mesoamericanas en relación con cierta arqueología extraterrestre, fundamentada en el hallazgo de ciertas piedras “extrañas” en Ojuelos (estado de Jalisco). Según estas “pruebas” en piedra, que muestran inequívocos aliens y ovnis, no habría duda de la intervención de los seres de otros planetas en la creación de la humanidad y de la civilización. Ciertamente las “evidencias” presentadas mostraban representaciones claras e inconfundibles (sorprendentemente explicitas) de lo que parecían alienigenas y naves de origen no terrestre. Curiosamente, esas “naves” tenían un gran parecido con las descritas por los testigos de encuentros y avistamientos modernos (posteriores a 1947) y nada con, por ejemplo, los avistamientos de esas mismas naves descritas por testigos del siglo XIX y recogidas, entre otros textos, en el libro de Jacques Vallée “Pasaporte a Magonia”. Por otro lado, sorprendió la “pureza” de las piedras que se mostraron en la exposición del congreso, completamente libres de las típicas marcas propias del paso del tiempo y de los efectos de la propia excavación arqueologica. Todo muy sorprendente…Pablo Enrique García Sánchez

La sesión de tarde se inició con el investigador francés Xavier Séguin, que habló de los antiguos dioses y la energía Vril, explicando cómo unos poderosos seres extraterrestres vinieron a nuestro mundo y nos crearon, entrando así el Sr. Seguinr a formar parte del nutrido grupo de autores que defienden ese mismo planteamiento.

Posteriormente, Birgitte Knaus comentó nuevamente el tema de las piedras de Ojuelos, que a su juicio son prueba de la interferencia de los extraterrestres (reptilianos, por más señas) en nuestros asuntos, y con los que, además, dijo estar en contacto telepático.

Finalmente, el científico heterodoxo y multidisciplinar Dan Winter abordó el tema de la “ciencia profunda y geometría de las pirámides como campos generadores bioactivos y su origen extraterrestre”. Lamentablemente, para muchas personas esta exposición vehemente y entusiasta pero a la vez repleta de compleja terminología científica (o aparentemente científica) procedente en su mayor parte de la Física, resultó parcialmente tediosa por incomprensible para buena parte del público presente, ya que de alguna manera chocaba un poco con el resto de ponencias propiamente “arqueológicas”.

En definitiva, hay que agradecer que se hagan esfuerzos para promover y difundir la arqueología alternativa frente al inmovilismo académico, y este es el gran mérito de los organizadores de este congreso. Sin embargo, si lo que se quiere es validar los contenidos y las conclusiones de un evento como este con otros de prestigio internacional, justo es decir que queda mucho por avanzar en el terreno del rigor, el contraste de posturas y, en muchos casos, en la cita verificable de las fuentes.

PA030865

Foto “de familia” de los ponentes. De izquierda a derecha José Luis Jiménez, Dan Winter, Semir Osmanagic, Brigitte Knauss, Pepón Jover y Pablo Enrique García Sánchez

Es necesario recordar que en la arqueología alternativa no todo se reduce a la “hipótesis extraterrestre” para explicar aquellas anomalías que la ciencia académica ignora. Y es precisamente esa explicación extraterrestre, tan de moda en determinados foros de internet, (por desgracia los más sensacionalistas y los menos serios en sus planteamientos) la más desprestigiada actualmente debido, precisamente, a su falta de rigurosidad. Coincidimos en que existe una “Historia oculta de la Humanidad” pero hay diversas hipótesis de trabajo para intentar hallar respuestas a las muchas preguntas que al investigador se le plantean.

No dudamos de la buena fe y el convencimiento personal de quienes defienden el ascendiente extraterrestre de las Piedras de Ojuelos (O Piedras de Jalisco) o de las Piedras de Ica, pero si queremos superar el mero terreno de la subjetividad y la especulación gratuita y avanzar en el conocimiento objetivo, deberemos aportar pruebas verificables, datos contratables y argumentos sólidos con los que poder debatir.

No entraremos en detallar los argumentos presentados, pues fueron muchos y muy variados (recomendamos el video que será publicado dentro de unas semanas por La Caja de Pandora y que recogerá la totalidad del evento y cuyo enlace también publicaremos en DogmaCero) pero en más de un momento algunas ponencias derivaron en afirmaciones poco fundamentadas, cuando no claramente especulativas. Creemos que frente a las posiciones arrogantes y despectivas del estamento científico oficial no se puede contraponer planteamientos revestidos de arbitrariedad y mesianismo, con un toque, en algún momento, de inquietante egocentrismo. No podemos responder a un dogma (el académico) con otro dogma. La seriedad y el rigor no están en contradicción con un sano ejercicio de libertad de pensamiento

PA030883 PA030870
PA030886 PA030885

En las fotografías superiores podemos ver dos de las controvertidas (y para muchos claramente falsas) Piedras de Ica. En la parte inferior una muestra de las Piedras de Ojuelos en las que puede verse con sospechosa claridad explicitas imágenes de modernos objetos volantes no identificados. Todas ellas fueron muestras presentados en el Congreso.

Cierto es que algunos de los trabajos presentados arrojaron más sombras que luces y que ello no ayuda mucho a la consolidación de una alternativa real a las propuestas académicas pero también es verdad que se dieron pinceladas de argumentos que merecen una seria reflexión. Si finalmente este congreso ayudó a que los asistentes se plantearan nuevas preguntas y se despertaran nuevas inquietudes, aportando así su pequeño grano de arena a un cambio de paradigma, entonces podremos decir que ha sido un éxito. Porque en el fondo, de eso se trata, de alentar un sano espíritu crítico, alejado de planteamientos que, en ocasiones, nos puedan dejar un regusto cuasi religioso.

Recuerdo con cierta añoranza los congresos organizados en la década de los años 70 y 80 del siglo pasado en Barcelona en los que existía un afán por homologarse con eventos similares del mundo académico. Se formaba siempre un “comité organizador” encargado de la logística (lugar de celebración, invitados, transporte, invitaciones y entradas, prensa etc.) y un “comité técnico” formado por reconocidos especialistas en la materia sobre la que versaba el congreso y que era el encargado de elegir a los ponentes, revisar las ponencias y los comunicados y, en definitiva, revisar los trabajos aportados por los participantes con el fin de que el contenido de los mismos se ajustara al nivel que se pretendía que tuviese el congreso. Aparte de conseguir una eficiente distribución de funciones, se evitaban presiones por razón de amiguismos o intereses espurios y se dotaba de un contenido de calidad al evento. Quizás valdría la pena mirar al pasado para aprender algo de nuestros propios aciertos y errores y recordar que el camino que ahora muchos quieren iniciar ya fue hace años recorrido –y con éxito- por muchos de quienes les precedieron.

Redacción DogmaCero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s