¿Caminaron los humanos entre dinosaurios? Un cuerno de Triceratops datado en 33.500 años

triceratops

 

El descubrimiento de un cuerno frontal de un Triceratops en el condado de Dawson, Montana, ha sido datado, de forma polémica, en alrededor de 33.500 años, desafiando la opinión de que los dinosaurios se extinguieron hace unos 65 millones de años. El hallazgo sugiere radicalmente que los primeros humanos recorrieron la Tierra con estos temibles reptiles hace miles de años.

El cuerno frontal de un Triceratops fue desenterrado por el paleontólogo Otis Kline Jr, el biólogo y técnico en ciencia microscópica Mark Armitage, y el microbiólogo y paleontólogo vocacional Kevin Anderson en mayo de 2012, y dos muestras de cuerno (GDFM 12.001a y GDFM 12.001b) fueron entregadas al Glendive Dinosaur and Fossil Museum de Montana. Las muestras fueron enviadas al Center for Applied Isotope Studies de la Universidad de Georgia para que fuera sometido a la datación por carbono-14 que arrojó una fecha estimada de 33.570 ± 120 años para la primera muestra y de 41.010 ± 220 años para la segunda.

Triceratops, es un nombre que significa "cara con tres cuernos", es un tipo de dinosaurio herbívoro de la familia de los ceratópsidos que se supone apareció por primera vez durante el Maastrichitiense1 tardío, etapa de finales del período Cretácico, hace aproximadamente 68 millones de años en lo que hoy es América del Norte, y se extinguieron en el evento de extinción del Cretácico-Paleógeno hace 66 millones de años. Sin embargo, los científicos del Paleochronology Group -un equipo de consultores en geología, la paleontología, la química, la ingeniería y la educación, que realizan investigaciones relacionadas con "anomalías de la ciencia"- sostienen que los dinosaurios no murieron hace millones de años y que hay pruebas sustanciales de que aún estaban vivos en época tan reciente como hace 23.000 años.

Hasta hace poco, el carbono-14 nunca había sido utilizado para datar huesos de dinosaurios, ya que este análisis sólo es fiable hasta 55.000 años. Los científicos nunca han considerado esta opción, ya que en general se cree que los dinosaurios se extinguieron hace 65 millones de años basándose en la datación radiométrica de las capas volcánicas por encima o por debajo de los fósiles, un método que el Paleochronology Group considera que tiene "graves problemas y deben tenerse en cuenta otros supuestos”.

Hugh Miller, investigador, consultor químico y Jefe del Paleochronology Group dijo a Ancient Origins en un correo electrónico: "Hace años quedó claro que los paleontólogos no sólo estaban descuidando someter los huesos de dinosaurios a la prueba del Carbono-14 sino que se negaban expresamente a hacerlo. Normalmente, un buen científico sentiría curiosidad sobre las edades de importantes huesos fósiles".

Los resultados del análisis del cuerno del Triceratops no son los únicos. Según Miller, numerosas pruebas con C-14 ya se han llevado a cabo con los huesos de dinosaurios, y sorprendentemente, todos han arrojado resultados que se remontan a miles en lugar de a millones de años.

"Organicé Paleochronology Group en 2003 para llenar el vacío existente – a nivel de datación- entre los fósiles de madera y los huesos de dinosaurio y por la curiosidad que sentía en cuanto a su datación por C-14. Así, hemos usado C-14 para resolver el misterio de por qué por todo el mundo existe tejido blando en descripciones de dinosaurios. Nuestro modelo predecía que los huesos de dinosaurio deberían tener cantidades significativas de C-14 y de hecho nos dio un rango de 22.000 a 39.000 años BP ", añadió Miller.

Relieve Angkor-WatNumerosos investigadores independientes han sostenido durante mucho tiempo que hay pruebas de que el hombre y el dinosaurio alguna vez caminaron juntos sobre la Tierra, como los cientos de obras de arte y utensilios antiguos que parecen representar a los dinosaurios, mucho antes de que la ciencia moderna ensamblando fósiles de dinosaurios y llevando a cabo análisis produjeran reconstrucciones detalladas de su apariencia.

Sin embargo, aún más intrigante es el descubrimiento de tejido blando en fósiles de dinosaurios. En la edición de marzo de 2005, de Science, la paleontóloga María Schweitzer y su equipo anunciaron el descubrimiento de tejido blando dentro de un hueso de la pierna de un Tyrannosaurus Rex, de 68 millones de años de antigüedad, en Hell Creek Formation en Montana, un hallazgo polémico considerando que los científicos sostienen que los tejidos blandos de las proteínas se degradan en menos de 1 millón de años, en las mejores condiciones. Después de la recuperación, el tejido fue rehidratado por el equipo científico y las pruebas revelaron evidencias de estructuras intactas tales como vasos sanguíneos, matriz ósea, y tejido conectivo.

Más recientemente, Mark Armitage y Kevin Anderson publicaron los resultados de un análisis microscópico de los tejidos blandos de un cuerno de Triceratops en la revista, Acta Histochemica, cuyos trabajos son sometidos al sistema de revisión por pares antes de ser publicados. Armitage, un creacionista, afirmó que la conservación de las células es una imposibilidad científica si los dinosaurios realmente caminaron sobre la Tierra hace más de 66 millones de años. Sobre esta base, abrió una discusión con colegas y estudiantes acerca de que las implicaciones de esta conclusión serían que la perspectiva creacionista es correcta y que los dinosaurios existieron mucho más tarde de lo que la ciencia convencional sostiene. Un pronunciamiento que provocó su despido fulminante de la Universidad de California.

MarkArmitageSi bien el Paleochronology Group declara no pertenecer "a ningún credo o confesión particular", hay, sin duda, entre el grupo los que tienen creencias creacionistas, un hecho que los críticos dicen que podrían sesgar los resultados. Sin embargo, el grupo ha instado a todos los científicos replicar sus resultados mediante la realización de rigurosas pruebas de C-14 en cualquier muestra de dinosaurios.

"Cada muestra analizada dio restos significativos de carbono-14 original en la amplia comprobación cruzada de las dataciones en el colágeno de los huesos, los restos orgánicos y el carbonato de la bioapatita de hueso en unidades AMS y se obtuvo concordancia. Por lo tanto, las probabilidades abrumadoras son que la mayoría, si no todos los huesos no petrificados o incluso los supuestos huesos de dinosaurios petrificados en museos y colecciones universitarias mostrarán el mismo resultado ", dijo Miller a Ancient Origins. "Por lo tanto, instamos a que todos los responsables de tales colecciones vean si pueden replicar nuestros hallazgos. Las implicaciones son inmensas”.

El reto, hasta ahora, ha sido recibido con rechazo, y los intentos anteriores para publicar los resultados de las pruebas con Carbono 14 han sido bloqueados repetidamente. Los datos en bruto, sin interpretación, fueron bloqueados desde la presentación en las actas de la Convención Paleontológica de Norteamérica de 2009, , la Unión Geofísica Americana de 2011 y 2012, la Sociedad Geológica de América de 2011 y 2012, y por los editores de varias revistas científicas. El Center for Applied Isotope Studies de la Universidad de Georgia, que llevó a cabo pruebas "a ciegas" de C-14 en huesos de dinosaurios, sin saber lo que eran, se negó a realizar más pruebas con C-14 después de conocer que lo que estaban analizando eran huesos de dinosaurios. El paleontólogo Jack Horner, conservador del Museo de las Rocosas de la Universidad Estatal de Montana, que encontró restos de Tyrannosaurus Rex que contenían tejidos blandos, incluso rechazó una oferta de una beca de 23,000 dólares para llevar a cabo una prueba con C-14 en esos restos.

"El público debe ser consciente de que el descubrimiento de tejidos blandos, carbono 14 en los huesos de dinosaurios y representaciones de dinosaurios en todo el mundo salvaje hace que las creencias actuales sobre su datación están obsoletas", dijo Miller. "La ciencia pronto compartirá la evidencia, y dejara que las fichas caigan donde tengan que caer."

Si bien existe la posibilidad de que los resultados de las pruebas del C-14 fueran resultado de la contaminación, de errores, (a pesar de que los resultados fueron replicados y sometidos a rigurosos pre-tratamientos llevados a cabo por la Universidad de Georgia para controlarlos), o quizás debidos a algún otro factor que la ciencia actualmente no conoce, parece razonable esperar que los científicos intenten replicar dichos resultados de pruebas innovadoras. La falta de investigación o incluso la falta de reconocimiento de tales hallazgos significativos, desafortunadamente sugiere que algunos científicos están más interesados ​​en aferrase a las perspectivas actuales, en lugar de tratar de avanzar en el conocimiento y la comprensión en esta materia.

April Holloway
Ancient-Origins

 

1.- El Maastrichtiano o Maastrichtiense, una división de la escala temporal geológica, es la última edad o piso del periodo Cretácico. Se extiende desde hace 70,6 ± 0,6 hasta 64,5 ± 0,3 millones de años (Nota del traductor)

Fuente: http://www.ancient-origins.net/news-evolution-human-origins/humans-walk-earth-dinosaurs-triceratops-horn-dated-33500-020159

Via: Graham Hancock

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s