DogmaCero Digital

Bienvenidos a DogmaCero Horizonte Alternativo, la publicación en PDF de la que se publicaron de forma periódica ocho números desde enero 2013 hasta Junio 2014. Posteriormente se publican números monográficos sin una periodicidad específica y cuya aparición se anunciará a nuestros lectores a través del blog

En esta entrada podrá encontrar la portada de cada número, la editorial y su contenido. Asimismo, podrá suscribirse a la revista, recibiendo de forma gratuita los números atrasados, así como los monográficos que se vayan publicando.

Le recordamos que DogmaCero Horizonte Alternativo es una publicación independiente, editada sin ánimo de lucro y que se distribuye de forma totalmente gratuita.


DogmaCero Número 8 (Abril-Mayo-Junio 2014)

DC08Tal vez una de las mejores maneras de desprestigiar un acontecimiento o cualquier hecho relevante sea darle un trato frívolo y jocoso, convirtiéndolo en terreno abonado al chiste fácil y al desprestigio, no sólo del mensaje, sino también del mensajero. Introducir de forma premeditada una dosis de desinformación que rápidamente es difundida por medios de comunicación, con frecuencia poco profesionalizados y aceptada sin crítica ni criterio alguno tanto por el medio como, con frecuencia, por el lector,  incrementa todavía más ese desprestigio del que hablamos. Y esto es lo que quieren que ocurra con todas aquellas informaciones que se salen de los cauces marcados por el actual paradigma y esa especie de pensamiento único, que pretenden imponernos en el ámbito del conocimiento. Todo aquello que altere un concepto tranquilo, estable y controlado del mundo en el que vivimos o se intenta silenciar o, si ello no es posible, se ridiculiza y se ataca con argumentos con frecuencia dogmáticos, procedentes de un sector del mundo académico, más propios de intransigentes posiciones religiosas que de la aceptación de la diversidad del pensamiento humano.

Pero esto ni es nuevo ni nos sorprende. La universidad tiene su origen en los gremios medievales y surge como una corporación de apoyo para el aprendizaje. Era un gremio de maestros y aprendices, bajo el manto protector de la Iglesia católica y sus dogmas de fe, que se reservaba el derecho a admitir a sus miembros, que decidía que conocimiento debía darse a conocer y cual debía permanecer oculto, que expedía licencias (de ahí el nombre “licenciatura”) para difundir ese conocimiento. Así pues, la universidad surge como un intento de controlar la diversidad y uniformar el conocimiento permitido y proscribir aquel otro considerado peligroso y que pasó a ser conocimiento prohibido.

Quienes hayan leído la Biblia verán que el Nuevo Testamento no es ni siquiera un hijo bastardo del Antiguo Testamento, del que pretende ser continuación, sino que simplemente son dos relatos de un dios completamente diferente, por mucho que nos lo vendan como un único corpus de conocimiento. Quien haya intentado ir un poco más a allá de los textos históricos sabrá que la tan denostada Astrología fue exactamente lo mismo que la “prestigiosa” Astronomía. Que aquella fue proscrita en 1586 por el Papa Urbano VIII, por herética y que Galileo, Kepler o Tycho Brahe fueron importantes y reconocidos astrólogos. Harían bien quienes hoy se burlan de esa disciplina en estudiar un poco de Historia… de la “otra” Historia, de la prohibida y silenciada por la “universidad”.

Y llegados a este punto, posiblemente se pregunten a qué viene todo esto. Permítanme que para responder les invite simplemente a leer el presente número de DogmaCero. Lean, por favor a Michael Cremo (del que, por cierto, ahora tenemos acceso en español a su obra “La historia oculta de la especie humana”). Lean a nuestro colaborador Scott Creighton que en un artículo en exclusiva confirma de forma incontestable que la atribución de la Gran Pirámide al faraón Keops (o Khufu) se basa en una mentira histórica de dimensiones colosales. Al Dr. Bindernagel y sus esfuerzos por dignificar el descubrimiento de lo que tal vez pueda representar una nueva y desconocida especie de simio, el sasquatch, en medio del desprecio de muchos de sus colegas. A Salvador Freixedo, en una entrevista cuyas afirmaciones resultarán simplemente increíbles para muchos pero que, puedo asegurarles, se basan en documentos y testimonios absolutamente ciertos. A la Dra. Beatriz Gato-Rivera que en un valiente artículo que personalmente he releído varias veces, pone los cimientos de una nueva teoría para entender el fenómeno OVNI, su comportamiento y sus consecuencias para la Humanidad. Lean, en fin, la magnífica entrevista que la periodista Concha Palacios, amiga y colaboradora de Andreas Faber-Kaiser, le hizo en 1992 al desaparecido escritor y periodista (un interesantísimo documento histórico) y el artículo que con motivo del 20 aniversario de su muerte recuperamos en homenaje a su memoria. Léanlos a todos, porque ahí encontraran la respuesta a muchas preguntas y, lo que tal vez sea más importante, la inquietud de continuar planteándose otras. Porque el conocimiento, posiblemente no les haga más felices pero les hará más libres.

David Álvarez-Planas
editor@dogmacero.org

Contenido

Editorial

Michael Cremo: La involución humana

John A. Bindernagel: El Sasquatch: ¿Un descubrimiento zoológico precoz e indeseado?

Scott Creighton: El fraude de la Gran Pirámide

Nacho Ares: El nacimiento de la piramidología

David Álvarez-Planas / Xavier Bartlett: Entrevista a Salvador Freixedo: “Ellos son los auténticos señores de nuestro planeta”

Equipo DogmaCero: Homenaje a Andreas Faber-Kaiser

Andreas Faber-Kaiser: Sombras extraterrestres

Concha Palacios: Entrevista a Andreas Faber-Kaiser (1992)

Beatriz Gato-Rivera: Universos branas, el principio subantrópico y la conjetura de la indetectabilidad

Joan Navarro: Fotografía en infrarrojo de un VED en Port de la Selva (Girona)

Suscripciones

Si  desea recibir la revista de forma gratuita, suscríbase a Dogmacero-Horizonte Alternativo. Envíe un correo a suscripciones@dogmacero.org poniendo en el Asunto: SUBSCRIBE.

Si ya recibe Dogmacero-Horizonte Alternativo y desea anular su suscripción, envíe un correo a suscripciones@dogmacero.org  poniendo en el Asunto: UNSUBSCRIBE.


DogmaCero Número 7 (Enero-Febrero-Marzo 2014)

DC07La idea de publicar una revista que se hiciera eco de las cada vez más numerosas posiciones alternativas a ese pensamiento único que invade nuestra sociedad se empezó a gestar hace muchos años. Entre otras cosas, queríamos acercar a todos la ingente obra (en cantidad y en calidad) de los autores anglosajones, cuyo trabajo no llegaba al conocimiento de muchos dada la barrera que representaba el idioma. Al principio fue un proyecto que parecía condenado, en el mejor de los casos, a convertirse en un boletín impreso distribuido entre aquellos conocidos que compartían esa visión crítica y alternativa del mundo y de la sociedad. En aquel tiempo, Internet apenas daba sus primeros pasos y quienes accedíamos a la red lo hacíamos a través de unos “cacharros” que “negociaban” su conexión de forma alarmantemente ruidosa. Y, claro, cuando estábamos en Internet no podíamos ni llamar por teléfono ni recibir llamadas.

Pasaron los años y las prioridades del devenir diario nos llevaron por otros derroteros, pero la idea, el proyecto y la ilusión, seguían ahí. Finalmente, hace algo más de un año, el destino hizo que coincidiéramos un equipo de personas que compartíamos parecidas inquietudes y en febrero de 2013 DogmaCero veía la luz. Con este número cumplimos un año de compromiso con nuestros lectores. No ha sido fácil, no es fácil, pero podemos asegurar que seguimos manteniendo el mismo espíritu que hizo posible la edición del primer número.

Nuestro mérito es el mérito de todos quienes desde el primer día nos han brindado su apoyo y colaboración aportando sus trabajos y artículos o brindándose a ser entrevistados para así compartir con el mundo su pensamiento y opiniones (su nombre figura en la columna de colaboradores). Pero sobre todo, nuestro mérito es el mérito de todos nuestros lectores que, en número creciente, nos leen, nos escriben y nos apoyan estando ahí, tanto  en esta publicación como en la web. A todos nuestro agradecimiento y nuestro compromiso para seguir mejorando día a día.  DogmaCero es una labor de equipo y a todos los que lo integran mi personal y sincero agradecimiento, pero si DogmaCero ha tenido un  héroe anónimo, individual, silencioso y constante en su esfuerzo diario, esa persona es su editor adjunto Xavier Bartlett que ha sabido mantener ese impulso inicial y apuntalar los momentos de desánimo y abatimiento, que los ha habido. El merece más que nadie nuestro sincero reconocimiento.

Con nuestro trabajo no pretendemos sentar cátedra ni establecer nuevos dogmas, porque, precisamente, somos Dogma-Cero. No nos colocamos la etiqueta de poseedores de la verdad, sino que lo único que pretendemos es invitar al lector a reflexionar y a iniciar su propia investigación personal sobre aquellas cuestiones que abordamos para así alcanzar sus propias conclusiones. Apelamos al derecho a dudar y criticar aquello que los estamentos oficiales dan por firmes y demostradas, ignorando visiones alternativas que han sido acalladas, rechazadas o ridiculizadas durante mucho tiempo. Pero tampoco coincidimos con muchas de las perspectivas alternativas cuando se muestran dogmáticas, faltan a la verdad y al rigor o, simplemente, son meros fuegos artificiales, animados por intereses espurios.

Ya va siendo hora de que nos dejen pensar y actuar en base a nuestros propios principios, en lugar de ser sometidos al adoctrinamiento masivo a través de la educación unívoca y materialista, la desinformación de los medios de comunicación, la propaganda y la manipulación del pensamiento único.

Una vez más, gracias por estar ahí y acompañarnos en este fascinante viaje.  Continuaremos en nuestro empeño de seguir aportando contenidos de la máxima calidad para abrir las mentes a un mundo insospechado, a un horizonte alternativo. El conocimiento tal vez no nos haga más felices pero con toda seguridad nos hace más libres.

David Álvarez-Planas
editor@dogmacero.org

Contenido

Editorial

Rupert Sheldrake: Las expectativas del experimentador

Guillermo Caba Serra: La Gran Pirámide de Guiza: un símbolo de la iluminación mística

Xavier Bartlett: Mito y realidad de los gigantes

David Pratt: El fenómeno de los Crop Circles

David Álvarez-Planas / Xavier Bartlett: Entrevista a Benito Muros: “Hay que cambiar el actual paradigma económico”

Suitbert Ertel: Astrología: ¿El efecto Gauquelin desvelado?
 
NOTA: A partir del presente número, DogmaCero cambia su periodicidad a trimestral. Esto nos va a permitir el poder dedicarnos a mejorar los contenidos tanto en cantidad como en calidad y centrarnos en nuevos proyectos para nuestros suscriptores: actualización periódica de la web, números monográficos de DogmaCero digital, audiovisuales, vídeos, podcast etc., cuyo contenido y aparición anunciaremos oportunamente. Queremos recordar a todos nuestros suscriptores que actualmente tenemos presencia en Facebook (con el nombre de DogmaCero-Horizonte Alternativo) y en Youtube (Canal Dogmacero). En breve esperamos estar presentes también en Twitter.

Suscripciones

Si  desea recibir la revista de forma gratuita, suscríbase a Dogmacero-Horizonte Alternativo. Envíe un correo a suscripciones@dogmacero.org poniendo en el Asunto: SUBSCRIBE.

Si ya recibe Dogmacero-Horizonte Alternativo y desea anular su suscripción, envíe un correo a suscripciones@dogmacero.org  poniendo en el Asunto: UNSUBSCRIBE.


DogmaCero Número 6 (Noviembre-Diciembre 2013)

DC06De conspiraciones y conspiracionistas

Con frecuencia leo documentos que hacen referencia a supuestas conspiraciones cuyo objetivo final sería que los presuntos conspiradores se adueñasen del mundo. Con frecuencia también, los argumentos que se esgrimen suelen ser alambicados y escasamente documentados. Y eso por no hablar de aquellas otras conspiraciones mucho más exóticas que añaden ese toque de excentricidad casi cómico que tanto ayuda a sus detractores (“debunkers” en el lenguaje hoy al uso) a sumir este asunto en un franco ridículo ante la opinión pública. Sin embargo, otros casos que demuestran más allá de toda duda razonable que estamos ante una auténtica conspiración global, no parecen tener mayor eco en la opinión pública, sumida en una cada vez más patente desinformación. Me refiero a lo que bien puede llamarse puede llamarse “La Conspiración del Síndrome Tóxico”. Porque nadie debe llamarse a engaño: estamos ante una auténtica conspiración de la que fueron víctimas miles de españoles y cuyos autores amenazaron, atemorizaron y, según fundadas opiniones, incluso mataron a muchos de los que intentaron conocer la verdad.

Hace tiempo que queríamos entrevistar a la periodista y escritora Güdrun Greunke que, resistiendo amenazas, desafió a esos “delegados de los dueños del mundo” y se atrevió a contar la verdad sobre un envenenamiento masivo que a principios de los año 80 del siglo pasado causó más de 1.000 muertes y casi 50.000 víctimas (según ella misma nos confesó) en lo que hoy se nos muestra como un ensayo de guerra química en toda regla. Greünke, autora junto a Jörg Heimbrecht del libro “El montaje del Síndrome Tóxico”, es una periodista valiente, de la vieja escuela, de las que ya apenas quedan. Incómoda para los poderosos pero comprometida con la verdad. Y a su lado, la magnífica labor de alguien a quien no podremos ya entrevistar porque murió (algunos dicen que, precisamente, por causa de sus investigaciones acerca de esta enfermedad) el periodista, escritor y antiguo director de la añorada “Mundo Desconocido”, Andreas Faber-Kaiser. Si bien con un registro distinto a la Güdrun, Andreas escribió “Pacto de Silencio”y  merece ser recordado con todos los honores como lo que fue: un maestro para muchos.

Y esa conspiración que no cesa se muestra también en otros ámbitos… En la Ciencia por ejemplo, en la que Henry H. Bauer, nada sospechoso de ser un “conspiranoico”, con una dilatada carrera dentro de la más estricta ortodoxia y de impecables credenciales académicas, nos habla abiertamente de “cárteles de la investigación” y del monopolio del conocimiento.

En la Historia, donde autores de la talla de Robert Temple o Andrew Collins llegan a una misma conclusión: el origen de la Esfinge se remontaría a muchos más años atrás de lo que la cronología oficial nos dice. Y ese empecinamiento en no aceptar las evidencias hace que el mundo académico se enroque tal vez porque aceptarlo provocaría el final de muchos privilegios.

O en la Medicina, cerrada completamente a ni siquiera considerar otro origen de la enfermedad que no sea el dictado por el paradigma actual  y que condena a la herejía a todo aquel que, como Assensi Teixidor (seguidor de la estela de otro “maldito”, el Dr. Hamer) plantea alternativas que, como poco, merecerían ser exploradas porque en ella nos jugamos la vida de muchas personas.

En este contexto, pensar que quienes están instalados en la cúspide de la pirámide manejan los hilos para no perder sus privilegios es una idea más que razonable. De ahí a la conspiración sólo hay un paso. Está en nuestra mano romper la matriz de la ignorancia y el desconocimiento. Si lo hacemos, quizás no seamos más felices pero a buen seguro seremos más libres.

David Álvarez-Planas
editor@dogmacero.org

Contenido

Editorial: De conspiraciones y conspiracionistas

Robert Temple: La Gran Esfinge nunca fue un león

Henry H. Bauer: La Ciencia en el siglo XXI: monopolios de conocimiento y cárteles de investigación

David Álvarez-Planas: La conspiración del Síndrome Tóxico

David Álvarez-Planas y Xavier Bartlett: Entrevista a Güdrun Greunke co-autora de “El Montaje del Síndrome Tóxico”: “No fue el aceite de colza, fueron los pesticidas”

Andrew Collins: El legado prohibido de una raza caída (II)

Assensi Teixido: Las ocho Leyes Biológicas. Las bases de la emobiología. La evolución de la Nueva Medicina Germánica®

Suscripciones

Si  desea recibir la revista de forma gratuita, suscríbase a Dogmacero-Horizonte Alternativo. Envíe un correo a suscripciones@dogmacero.org poniendo en el Asunto: SUBSCRIBE.

Si ya recibe Dogmacero-Horizonte Alternativo y desea anular su suscripción, envíe un correo a suscripciones@dogmacero.org  poniendo en el Asunto: UNSUBSCRIBE.


DogmaCero Número 5 (Septiembre-Octubre 2013)

DC05Algo va mal

Algo va mal en nuestra civilización cuando se acepta y, lo que es peor, se mantiene por el estamento académico una mentira histórica, fundamentada en la falsificación de pruebas, tal y como demuestra el investigador Scott Creighton en su artículo “Howard Vyse ¿héroe o villano?

Algo va mal en nuestra civilización cuando se oculta de forma consciente y sistemática el auténtico origen del cambio climático y se organiza un montaje económico a escala global para traficar con el supuesto culpable, el CO2. El profesor Joel Kauffman, con profusión de datos, en su riguroso y documentado artículo “El engaño del cambio climático”, ciertamente denso, pero que merece una detenida lectura, demuestra que el cambio climático no guarda relación alguna con las emisiones de CO2. Una mentira repetida que alcanza proporciones de auténtica conspiración.

Algo va mal en nuestra civilización cuando en nombre de un mal entendido progreso, se somete a miles de seres humanos a una contaminación larvada que mina su salud y se relaciona claramente con la aparición de enfermedades y trastornos, en ocasiones mortales, que afectan a las capas más vulnerables de la población. El problema de la contaminación electromagnética, magníficamente expuesto en el “Dossier contaminación electromagnética”,  es conocido no sólo por quienes la generan sino, y eso es lo más grave, por los poderes públicos, responsables de velar por el bienestar de sus ciudadanos. Pero callan porque tras esto se esconden unos gigantescos poderes económicos a los que no quieren enfrentarse.

Pero en este contexto, ciertamente desalentador, conviene destacar algunos “brotes verdes” (permítanme la licencia) como la erudición que destila el magnifico artículo de Andrew Collins y que profundiza en los textos antiguos, como el Libro de Enoc, para mostrarnos que la historia que nos han contado es sesgada, parcial y, con frecuencia, silenciada de algunas verdades fundamentales.

Y the last but not least la excelente entrevista que de la mano de nuestro editor adjunto,  Xavier Bartlett,  tuvimos la oportunidad de realizar a Graham Hancock, una figura de referencia mundial, autor de libros que se han convertido en auténticas joyas del conocimiento y del que nos quedamos con unas frases que  nos llenan de optimismo: “Estamos en los albores del nacimiento de una nueva era y lo que hagamos con ella sólo depende de nosotros”. En un mundo lleno de reyertas absurdas, nos quedamos con este mensaje.

David Álvarez Planas
editor@dogmacero.org

Contenido

Editorial: Algo va mal

Xavier Bartlett: Entrevista a Graham Hancock: “Estamos en los albores de una nueva era”

Scott Creighton: Howard Vyse: ¿héroe o villano?

Joel M. Kauffman: El engaño del cambio climático

Andrew Collins: El legado prohibido de una raza caída (I)

Varios autores: Dossier contaminación electromagnética

Suscripciones

Si  desea recibir la revista de forma gratuita, suscríbase a Dogmacero-Horizonte Alternativo. Envíe un correo a suscripciones@dogmacero.org poniendo en el Asunto: SUBSCRIBE.

Si ya recibe Dogmacero-Horizonte Alternativo y desea anular su suscripción, envíe un correo a suscripciones@dogmacero.org  poniendo en el Asunto: UNSUBSCRIBE.


DogmaCero Número 4 (Julio-Agosto 2013)

DC04Hay ocasiones en las que la realidad supera la ficción. Sé que es una frase recurrente pero no se me ocurre otra mejor para ilustrar lo que puede estar sucediendo con una enfermedad terrible como es el SIDA… una enfermedad que, tal vez, no es más que un montaje. O, al menos, es lo que se desprende de la entrevista a  Lluís Botinas, presidente de la asociación Plural-21  que publicamos en este número y que alumbra una realidad siniestra: la existencia de un engaño a escala mundial. Porque, hasta ahora, nadie ha demostrado que el supuesto VIH – que según la medicina oficial es el causante de esa “enfermedad”-  exista, ya que nunca ha sido aislado. Además, según Botinas, los realmente inmunodeficientes jamás podrán dar positivo en un test de SIDA… ¿Increíble? Reconozco que a mí me lo pareció hasta que entrevistamos al Sr. Botinas. Posteriormente, leí su libro “Desmontar el SIDA” y me lancé a la búsqueda de información por internet y eso acabó para mí con un dogma largamente elaborado y cuya consecuencia inmediata es que algunos laboratorios farmacéuticos obtengan beneficios millonarios a costa del sufrimiento y del miedo de miles de seres humanos. La polémica está servida.

Como polémicos están llamados a ser los planteamientos que nos presenta el bioquímico Rupert Sheldrake (que, por cierto, hace poco ha publicado en español su obra “El espejismo de la ciencia”, Editorial Kairós); el investigador David Pratt, que en su magnífico artículo nos introduce en la relación entre mente, conciencia y física cuántica; el profesor y antiguo editor jefe del “Journal of Scientific ExplorationHenry H. Bauer que revisa con maestría aquellas anomalías que la tozuda realidad nos descubre y que devienen en auténticas grietas del paradigma científico. Todos ellos, en sus artículos cuestionan los dogmas científicos “desde dentro” con argumentos que pueden ser compartidos o criticados pero a los que no se les puede negar su total coherencia.

Maximo Sandín y Artur Sala confirman en la segunda parte de sus sendos artículos lo que ya descubrimos en el anterior número de DogmaCero: que, cada cual en su campo, son dos trabajos de auténtica referencia, de obligada lectura para todas aquellas mentes inquietas pero rigurosas. Finalmente, pero no por ello el último, el investigador gallego Marcelino Requejo nos presenta una arriesgada pero interesante hipótesis que intenta aportar un poco de luz sobre el origen e intenciones (si es que las tienen) de los “No identificados”. Requejo es de esa rara especie de investigadores de campo que tienen contacto directo y de primera mano con este sinuoso pero real fenómeno. Ese es uno de sus principales méritos.

Seguimos con nuestro esfuerzo de aportar elementos para un debate sereno, riguroso y documentado que ayude a ampliar un conocimiento que algunos estamentos quieren secuestrar. Esperamos seguir contando, como hasta ahora, con el apoyo de nuestros lectores. Gracias a todos por estar.

David Álvarez-Planas
editor@dogmacero.org

Dedicado a la memoria de Montserrat Planas, esté donde esté, cuyo recuerdo y ejemplo permanecerán siempre conmigo. In Memoriam.

Contenido

Editorial

Rupert Sheldrake: La variabilidad de las constantes fundamentales: el espejismo de lo inmutable

David Pratt: Conciencia, causalidad y física cuántica

Artur Sala: Wilhelm Reich: historia de una ocultación (II)

Xavier Bartlett y David Alvarez: ENTREVISTA A LLUIS BOTINAS: “El SIDA fue el primer dogma mundial de terror”

Henry H. Bauer: Anomalías y sorpresas: las grietas del paradigma científico

Máximo Sandin: Sobre el origen del hombre (II)

Philip Coppens: El disco de Festos: ¿Tan sólo un juego?

Marcelino Requejo: “No Identificados”: intentando comprender lo absurdo

Suscripciones

Si  desea recibir la revista de forma gratuita, suscríbase a Dogmacero-Horizonte Alternativo. Envíe un correo a suscripciones@dogmacero.org poniendo en el Asunto: SUBSCRIBE.

Si ya recibe Dogmacero-Horizonte Alternativo y desea anular su suscripción, envíe un correo a suscripciones@dogmacero.org  poniendo en el Asunto: UNSUBSCRIBE.


DogmaCero Número 3 (Mayo-Junio 2013)

DC03Uno de los dogmas más enraizados en el pensamiento científico es que la consciencia no es más que un epifenómeno de la materia, un producto de los procesos fisiológicos del cerebro, sin considerar que nadie ha demostrado todavía en qué parte del cerebro reside la consciencia y que carecemos de pruebas que indiquen que ésta es producto de nuestro cerebro.

En este contexto, el investigador escocés Graham Hancock presenta su interesante artículo “Guerra contra la conciencia”, una visión a contracorriente sobre la libertad de experimentar y explorar otros estados de conciencia mediante el uso de sustancias psicotrópicas. Esta cuestión provocó una gran polémica en Internet hace pocas semanas, ya que la charla que dio Hancock sobre este tema en un evento del  TED (Technology, Entertainment & Design) fue retirada de la web oficial por presiones de personalidades del estamento académico, en un episodio de velada censura. Esta misma censura se repitió en la presentación que impartió el prestigioso científico Rupert Sheldrake para TED (autor al que DogmaCero ha incorporado como colaborador).

El artículo de Máximo SandínSobre el origen del hombre”, es una referencia imprescindible para introducirnos en la minoritaria pero sólida crítica académica a la visión convencional sobre el origen de la vida y su evolución. Para Sandín, Doctor en Biología y Bioantropología, la vida es un fenómeno altamente complejo que no encaja dentro del materialismo neodarwiniano y aboga por una revisión de la teoría darwinista, en base a la evidencia científica, y el nacimiento de una nueva biología que supere el paradigma actual.

La historia alternativa, eje rector de DogmaCero, también está presente en este número de la mano del artículo de Xavier Bartlett, “¿Quién erigió la gran esfinge de Guiza?” sobre un asunto que está lejos de ser pacífico, por mucho que la egiptología académica se empeñe en enterrarlo. Eduard Pi nos introduce, en una magnifica entrevista, en las revolucionarias teorías del investigador Chris Dunn acerca de la Gran Pirámide. Abran su mente y léanla con atención. No les dejará indiferentes.

Desde siempre me han fascinado las teorías del psiquiatra de origen ruso Immanuel Velikovsky. Laird Scranton, buen conocedor del tema, en su artículo “Las herejías de Velikovsky”, nos introduce en unas hipótesis, revolucionarias para su época, y que todavía siguen levantando polémica en el ámbito científico.

También médico psiquiatra fue Wilhem Reich, otro de los autores condenados por la ciencia oficial por sus teorías transgresoras que pusieron en jaque la biología oficial. La historia de Reich ha sido ocultada y, cuando ello no ha sido posible, ridiculizada. En un excelente artículo, Artur Sala expone la realidad de esa “ocultación” y los intentos desde los poderes públicos por mantener ese conocimiento inaccesible. No exagero al afirmar que estamos ante una referencia obligada para todos aquellos que quieren aproximarse de forma rigurosa a la figura y la obra de Reich.

Cerrando este número, una entrevista en exclusiva con Ramon Navia, presidente del Instituto de Investigación y Estudios Exobiológicos y descubridor del inquietante “ser antropomórfico de Atacama”, una momia de apenas 14 centímetros que ha causado un extraordinario revuelo en la ufología mundial, al ser presentado por el Dr. Steven Greer como la posible prueba de la presencia extraterrestre en nuestro planeta.

Y es que nuestra realidad es mucho más compleja de lo que nos quieren hacer creer.

David Álvarez-Planas
editor@dogmacero.org

Contenido

Editorial

Graham Hancock: La Guerra contra la conciencia

Eduard Pi: Entrevista a Chris Dunn: “Las civilizaciones antiguas utilizaron herramientas que hoy desconocemos”
 
Xavier Bartlett:
¿Quién erigió la gran esfinge de Guiza?
 
Máximo Sandín:
Sobre el origen del hombre (I)
 
Laird Scranton:
Las herejías de Velikovsky
 
Artur Sala: Wilhelm Reich: historia de una ocultación (I)
 
David Álvarez-Planas: Entrevista a Ramón Navia: “El ser de Atacama no es un fraude”
 
Steven Greer: La investigación de la Universidad de Stanford: “El humanoide de Atacama es todavía un misterio”

Suscripciones

Si  desea recibir la revista de forma gratuita, suscríbase a Dogmacero-Horizonte Alternativo. Envíe un correo a suscripciones@dogmacero.org poniendo en el Asunto: SUBSCRIBE.

Si ya recibe Dogmacero-Horizonte Alternativo y desea anular su suscripción, envíe un correo a suscripciones@dogmacero.org  poniendo en el Asunto: UNSUBSCRIBE.


DogmaCero Número 2 (Marzo-Abril 2013)

DC02

“ Muchas culturas y civilizaciones de la Antigüedad desaparecieron deforma tan completa que hasta hace poco se ignoraba totalmente su existencia y algunas eran recordadas sólo a través de tradiciones y leyendas, a veces increíbles, que mezclaban sucesos fantásticos y hazañas legendarias.”
   

Estas palabras fueron escritas por la Doctora en Historia y profesora titular de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) en Madrid, España, Ana María Vázquez Hoys, en su completo y brillante estudio “Historia Antigua Universal”,  que sirve de manual obligado en diversas universidades españolas. Esta afirmación es un reconocimiento explícito de que la Historia, lejos de ser un corpus estático, es algo vivo, que evoluciona con el conocimiento que vamos asumiendo de nuestro remoto pasado y que con demasiada frecuencia choca con fuertes resistencias del mundo académico, enrocado en la defensa de posturas difícilmente defendibles a la luz de las nuevas aportaciones.

Para muchos especialistas, está claro que los dogmas en que se asienta la Historia de nuestra civilización, deben ser derribados y que el actual paradigma precisa de una revisión en profundidad. En esta línea discurre el artículo del conocido escritor británico Graham  Hancock, así como las declaraciones que en una entrevista en exclusiva para DogmaCero ha realizado el no menos conocido ingeniero y escritor Robert Bauval. Sumamente interesante es  la aportación que nos presenta  el investigador holandés Jan Peter de Jong, que hay que leer con detenimiento y sin perder de vista su contexto,  acerca de los descubrimientos que hizo Alfredo Gamarra en Perú y que, de demostrarse ciertos, obligarían a reescribir la historia de nuestro pasado. Xavier Bartlett, editor adjunto de DogmaCero, presenta  un riguroso y documentado  trabajo en el que intenta aportar el contrapunto a esa casi obsesiva pulsión de muchos investigadores de ver extraterrestres y antiguos astronautas en cualquier representación artística de la antigüedad y es una perfecta “hoja de ruta” para situarnos en el estudio serio de esta cuestión.

Pero la Historia, aun siendo esencial su conocimiento para que en el futuro no repitamos los errores que cometimos en el pasado, no es en el único frente en el que queremos estar presentes y por eso hemos querido presentar un artículo  en el que intentamos centrar el actual “estado de la cuestión” de un fenómeno, extraño, sorprendente e inquietante, como es el de las llamadas “abducciones”, cuya trascendencia creemos que bien merece nuestra atención. Y sobre todo, es un intento  -y habrá otros- por dignificar el intencionadamente denostado mundo de la ufología.

Por último aunque no por ello menos importante, bien al contrario, el investigador Antonio Tagliatti nos presenta un brillante trabajo directamente dirigido a la línea de flotación de muchos dogmas médicos y que la mayoría de la población acepta sin cuestionarlos. Es un artículo absolutamente recomendable, destinado, como bien indica su título a abrir el camino a un “nuevo concepto de enfermedad”.  Léanlo con atención porque lo que en él se dice da mucho que pensar.

Y es que, se mire por donde se mire, nuestro actual paradigma científico se tambalea.

David Álvarez-Planas

editor@dogmacero.org

Contenido

Editorial

Graham Hancock: Misteriosos extranjeros: Nuevos hallazgos sobre los primeros americanos

Xavier Bartlett: Iconografía del antiguo astronauta: Nueva propuesta de interpretación 

Jan Peter de Jong: Los descubrimientos de Alfredo Gamarra: La Humanidad nació en Perú

Eduard Pi: Entrevista a Robert Bauval: “Existió en Egipto una civilización miles de años antes de la era faraónica”

David Álvarez-Planas : Abducciones ¿Secuestrados por extraterrestres?

Antonio Tagliatti: Cáncer: hacia un nuevo concepto de enfermedad

Libros: “La serpiente celeste” de John Anthony West

Suscripciones

Si  desea recibir la revista de forma gratuita, suscríbase a Dogmacero-Horizonte Alternativo. Envíe un correo a suscripciones@dogmacero.org poniendo en el Asunto: SUBSCRIBE.

Si ya recibe Dogmacero-Horizonte Alternativo y desea anular su suscripción, envíe un correo a suscripciones@dogmacero.org  poniendo en el Asunto: UNSUBSCRIBE.


DogmaCero Número 1 (Enero-Febrero 2013)

DC01El ser humano percibe la realidad a través de sus sentidos y en su esfuerzo por entender el mundo que le rodea, formula con frecuencia explicaciones que forzosamente abarcan tan solo una parte de esa realidad, aunque se empeñe en elevar a categoría universal lo que son meros retales  de una visión sesgada del mundo y del universo. La Realidad, con mayúscula, es más compleja de lo que nuestros limitados cinco sentidos pueden percibir. Pero admitirlo no es fácil y, sobre todo, es peligroso.
 
Con frecuencia, nuestra soberbia nos inclina a pensar que conocemos bien esa realidad y no nos permite reconocer que apenas sabemos nada y que elevamos a categoría de incontestable lo que no es más que una aproximación sustentada en un mar de dudas y medias verdades.
 
Acostumbrados a utilizar esquemas de pensamiento prefabricados y transmitidos a través de generaciones, construimos un paradigma basado en dogmas que en ocasiones no resisten una revisión crítica. Cuando alguien, sea desde el estricto campo de la ciencia académica, sea desde los arrabales del conocimiento,  se atreve a cuestionar esos dogmas, inmediatamente es anatemizado y arrojado al arroyo del ostracismo por la corriente oficial dominante, anclada en un cómodo y protector pensamiento único. Así ha sido durante mucho tiempo, un tiempo en el que se mantuvieron  los medios de comunicación controlados por las mismas élites que elaboraban los dogmas religiosos, económicos,  sociales y científicos. La llegada de internet y la democratización del conocimiento marcaron un punto de inflexión que ya no tiene vuelta atrás. Y por primera vez en muchos siglos podemos por fin afirmar que el conocimiento nos hará libres.
 
Y en este contexto nace DogmaCero, una publicación independiente que pretende ofrecer una visión alternativa de la ciencia, la historia y la sociedad, en paralelo al paradigma imperante pero siempre con un ánimo crítico y riguroso, huyendo de tratamientos superficiales o sensacionalistas. Pretendemos ampliar el conocimiento,  rompiendo viejos esquemas pero construyendo otros, integrando, sumando e incluyendo aquellos hechos  que hasta hace poco eran condenados, ayudando, en definitiva, a diseñar un horizonte alternativo.
 
Conscientes de la amplitud de esta tarea,  centraremos nuestro esfuerzo en la historia y la arqueología alternativa, la ciencia oculta o no reconocida, el esquivo, sinuoso y conscientemente desacreditado fenómeno ufológico, las maquinaciones organizadas para ocultar la verdad y la tradición esotérica, pero sin caer en el esoterismo de feria.
 
Ciertamente es una tarea ardua y tal vez se ciernan nubes amenazadoras en el horizonte pero no es menos cierto que sopla el viento de cola  y que en DOGMACERO no escatimaremos esfuerzos ni entusiasmo. Tenemos ante nosotros una travesía emocionante y nos gustaría, amigo lector, contar con su compañía.

David Álvarez-Planas

editor@dogmacero.org

En febrero 2013 inicia su andadura DOGMACERO-Horizonte Alternativo, una publicación en formato digital, de aparición bimensual y que se distribuye exclusivamente por suscripción.

Pretendemos acercar al público de habla hispana los interesantes trabajos de autores anglosajones de primera línea que, de otro modo, serían de difícil acceso al público latino.Intentamos cubrir el vacío existente entre aquellas publicaciones más especializadas y que circulan en ámbitos muy reducidos y las revistas orientadas a la divulgación multidisciplinar. DOGMACERO-Horizonte Alternativo es una publicación independiente, editada sin ánimo de lucro y que se distribuye bajo licencia Creative Commons 3.0 que autoriza la copia, reproducción y distribución del texto bajo estas cláusulas: no se permite un uso comercial del texto, se ha de citar el autor y la fuente original y no se pueden hacer obras derivadas del texto.

Como su nombre sugiere, desde DOGMACERO pretendemos liberarnos de las ataduras de los dogmas actualmente establecidos  en el campo del conocimiento. Con rigor y seriedad, abordaremos temas considerados alternativos y que no suelen encontrarse en los medios de comunicación tradicionales.  Intentamos ofrecer una visión alternativa de la historia y la sociedad, tanto antigua como contemporánea, abordando temas como la historia alternativa, la ciencia oculta o la ufología .

Contamos con autores de prestigio como Robert Bauval, Andrew Collins, Scott Corrales, Scott Creighton o Graham Hancock. También el malogrado Philip Coppens confirmó su autorización para publicar sus trabajos pocas semanas antes de su fallecimiento. En un futuro seguiremos incorporando nuevas firmas de este nivel con el fin de que el público de habla hispana pueda acceder a una información que actualmente esta prácticamente reservada al mundo anglosajón.

Contenido

Editorial 

Philip Coppens: Sitchin: Alienígenas y Dioses

Artur Sala: La búsqueda del éter y la energía punto “cero” (ZPE)

Scott  Creighton: Diez hechos que contradicen la  teoría de la pirámide-tumba

Eduard Pi: La cueva de los Tayos: entrevista a Francisco Serrat y Ángela de Dalmau

Xavier Bartlett: La polémica Temple-Sagan sobre los Dogon y Sirio

Laird Scranton: Cosmología comparativa: en busca de una antigua mitología universal

David Álvarez-Planas: Los contactados: un intento de aproximación a un fenómeno contradictorio

Suscripciones

Si  desea recibir la revista de forma gratuita, suscríbase a Dogmacero-Horizonte Alternativo. Envíe un correo a suscripciones@dogmacero.org poniendo en el Asunto: SUBSCRIBE.

Si ya recibe Dogmacero-Horizonte Alternativo y desea anular su suscripción, envíe un correo a suscripciones@dogmacero.org  poniendo en el Asunto: UNSUBSCRIBE.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s