Comprar, tirar, comprar…

Obsolescencia programada es la determinación del fin de la vida útil de un producto de modo que, tras un período de tiempo calculado de antemano por el fabricante, éste deja de funcionar. De este modo, se obliga al ciudadano a consumir nuevos productos para sustituir a los antiguos, en ocasiones pese a su voluntad y siempre sin que exista una autentica necesidad. Y para evitar que ese consumo forzado tuviera interrupción, se facilitó el endeudamiento de la población para que pudiera pagar esos bienes “en cómodos plazos”. Una maniobra perfecta para mantener “cautiva” en el consumismo permanente a la mayoría de la población.

Este magnifico documental realizado por Cosima Dannoritzer, que ganó el Premio de la Academia de Television de 2011, fue rodado en España, Francia. Estados Unidos y Ghana y realiza un recorrido por la historia de una práctica empresarial que se inicio en 1932 con la propuesta de Bernard London, un importante empresario norteamericano que, a raíz de la recesión económica de la época, propondría la obligatoriedad de fabricar productos cuya vida útil estuviera limitada y así “reactivar” el consumo. En 1932, London desarrolló este concepto en su libro “The New Prosperity”.

La idea no era nueva, dado que ya en 1924, un cártel que agrupaba a los principales fabricantes de bombillas de Europa y Estados Unidos (Cartel Phoebus) pactó limitar la vida útil de las bombillas eléctricas a 1000 horas.

Desde entonces han pasado 90 años y esta conducta perversa de la industria se ha generalizado. Las víctimas: la población mundial a la que literalmente estafan con una práctica que posiblemente sea legal pero que es a todas luces, inmoral e  ilegítima.

Como en otros muchos ámbitos, también aquí pretenden hacernos vivir en el engaño. En su mano, amigo lector está que no lo consigan.

DogmaCero publicara en su número 7 (enero-febrero 2014) una entrevista en exclusiva con Benito Muros, economista y creador del movimiento Sin Obsolescencia Programada, en el que se revelarán las claves de esta mentira a escala mundial.

 

Anuncios

OBSOLESCENCIA PROGRAMADA: “Todos los aparatos electrónicos están programados para morir”.

Entrevista a Benito Muros

Benito Muros

Foto David Airob

Compra, tira, compra

Cuando me enseña el documento policial con el contenido del mensaje que recibió se me ponen los pelos de punta: no sólo amenaza su vida si sigue adelante con la comercialización de su bombilla, sino también la de sus hijos. Benito ha fabricado con un grupo de ingenieros una bombilla para durar toda la vida (garantía de 25 años), es decir, sin esa fecha de estropeado programada que comparten, por pura cuestión de lucro, todos los aparatos electrónicos. Por eso este empecinado quiere ir más allá y ha creado el movimiento Sin Obsolescencia Programada (SOP). Un tema sobre el que es muy recomendable el documental de Cosima Dannoritzer Comprar, tirar, comprar.


Benito Muros tiene 50 años, nació en Córdoba y vive en Catalunya. Casado, dos hijos. Licen´ciado en Económicas, dirige una empresa de tecnología; parte de sus beneficios se destinan a labores humanitarias. “Estamos cargándonos el planeta a base de fabricar sin medida. Creo en la ciencia”. Ha fabricado una bombilla para durar toda la vida

Sigue leyendo